viernes, 13 de agosto de 2010

96 - discurso amoroso

No todos los discursos amorosos 
tienen éxito en la vida real.

Resumen del libro: Fragmentos de un discurso amoroso, de Roland Barthes, 2000

Como estamos (estoy) en vacaciones, hoy un texto más bien literario. El libro resumido lo leí hace tiempo, pensando que era algo sobre la elaboración de discursos amorosos poeticos en tiempos de la seducción compleja, pero no es así. Roland Barthes presenta en el libro los topicos del lenguaje de amor en 80 términos por orden alfabético que van desde el “Abismarse” hasta la “Verdad”.

Barthes describe los mecanismos del discurso del amor, para mostrar sus estereotipos y tópicos que intentan expresar con palabras generales los sentimientos únicos de un bípedo enamorado. El autor, como semiólogo profesional que era, hace una radiagrafia de los sentimientos expresados, y sus descripciones se parecen más a una autopsia de los cuerpos muertos que a una obra lírica sobre el sentimiento amoroso. Por tanto, el libro no trata del amor sino de las frases que emplean en general los bípedos para hablar consigo mismo y con otros para dibujar su estado amoroso con palabras.

Como dice el titulo del libro, son fragmentos y se basan en otros textos literarios, desde el Werther de Goethe a citas de autores tan diversos como Nietzsche, Platón, Sartre o el Tao Te Ching, con una dosis de Freud y Lacan para interpretar lo oculto de lo obvio o al revés, los mezcla con sus propias observaciones y además incorpora elementos de los lieder de Schubert y de la ópera de Puccini. El libro no siempre es de lectura fácil, las citas y los textos elegidos para describir un sentimiento son del canon clásico de la Galaxia Gutenberg, cuando todavía existía una jerarquía literaria clásica y evidente para todos los bípedos que trabajaban como profesionales en la reproducción de la cultura clasica (y para todos los bípedos que habían pasado por las instituciones educativas superiores).

Bien, a continuación algunos ejemplos de los fragmentos de un discurso amoroso de Barthes:

La Conversación.

1. El lenguaje es una piel: yo froto mi lenguaje contra el otro. Es como si tuviera palabras a guisa de dedos, o dedos en la punta de mis palabras. Mi lenguaje tiembla de deseo. La emoción proviene de un doble contacto: por una parte, toda una actividad discursiva viene a realzar discretamente, indirectamente, un significado único, que es “yo te deseo”, y lo libera, lo alimenta, lo ramifica, lo hace estallar (el lenguaje goza tocándose a sí mismo); por otra parte, envuelvo al otro en mis palabras, lo acaricio, lo mimo, converso acerca de estos mimos, me desvivo por hacer durar el comentario al que someto la relación.

La conversación de los amantes 
traducido al lenguaje visual
Fragmentos de un discurso de amor de un 
bípedo cuyo objeto no responde a sus 
ofertas y peticiones de amor. Entonces se genera 
el discurso amoroso obsesivo
un clásico del amor perdido o no-respondido: 
“No quiero olvidar nunca su cara, 
pero si no la olvido 
me vuelvo loco…” 

El mundo atónito

1.I. “Espero un llamado telefónico y esta espera me angustia más que de costumbre. Intento hacer algo y no lo logro. Me paseo en mi habitación: todos los objetos –cuya familiaridad habitualmente me reconforta-, los techos grises, los ruidos de la ciudad, todo me parece inerte, aislado, atónito como un astro desierto, como una Naturaleza que el hombre no hubiera jamás habitado”.

Novela/drama

1. (…) Los acontecimientos de la vida amorosa son tan fútiles que no acceden a la escritura sino a través de un inmenso esfuerzo: uno se desalienta de escribir lo que, al escribirse, denuncia su propio fragmento: “Encontré a X… en compañía de Y…”, “Hoy, X… no me ha telefoneado”, “X… estaba de mal humor”, etc.; ¿quién reconocería en esto una historia? El acontecimiento, ínfimo, no existe más que a través de su repercusión, enorme: Diario de mis repercusiones (de mis heridas, de mis alegrías, de mis interpretaciones, de mis razones, de mis veleidades): ¿quién comprendería algo en él? Sólo el Otro podría escribir mi novela.

Los Celos

Celos. “Sentimiento que nace en el amor y que es producido por la creencia de que la persona amada prefiere a otro”. (Littré).

Identificaciones

IDENTIFICACION. El sujeto se identifica dolorosamente con cualquier persona (o con cualquier personaje) que ocupe en la estructura amorosa la misma posición que él.
2. Devoro con la mirada toda trama amorosa y en ella descubro el lugar que sería mío si formara parte de ella.

La Cinta

OBJETOS. Todo objeto tocado por el cuerpo del ser amado se vuelve parte de ese cuerpo y el sujeto se apega a él apasionadamente.

Inexpresable Amor

Saber que no se escribe para el otro, saber que esas cosas que voy a escribir no me harán jamás amar por quien amo, saber que la escritura no compensa nada, no sublima nada, que es precisamente ahí donde no estás: tal es el comienzo de la escritura.

Canción nostálgica sobre el amor pasajero y ya pasado:

Are you still into it? 'cause I'm still into it.
We haven't had sore bits for about a fortnight.
Am I your only one? 'Cause you're still my only one.
But if you need more, I'll just do it in some, right.


Will you miss me, when I'm gone?
Is there love there, even when I'm wrong?
Will you still kiss me, if you find out?
I will leave you and I will miss you.

1 comentario: