martes, 11 de enero de 2011

125 - vida liquida

Paradojas de la vida líquida de los líquidos:
No todos los líquidos transparentes
tienen que ser limpios-limpios.

Resumen del libro: Vida líquida, de Zygmunt Bauman, 2006

Zygmunt Bauman, http://es.wikipedia.org/wiki/Zygmunt_Bauman , sociólogo polaco que vive en Inglaterra, autor de libros sobre las intenciones y los efectos demasiados “racionales” de la modernidad (Libros: Modernidad y Holocausto y Modernidad y ambivalencia), y un amante discreto de los líquidos simbólicos. Desde la aparición de su libro titulado Modernidad líquida, ha optado por poner en sus siguientes libros también un líquido: Amor líquido, Vida liquida, Miedos líquidos
Leyendo el libro, uno se sorprende un poco, por que parece que los sociólogos del mundo occidental se han dado cuenta ahora que el mundo no es estable, algo que los maestros Zen y otros artistas de la no- durabilidad ya lo sabían hace miles (o algo menos) de años. Estamos en este mundo cambiante solamente una noche y por la mañana nos vamos. Para hablar con otra metáfora, la vida es un viaje y los paisajes y todo el resto cambian y hay que viajar con poco peso. Pero también es cierto que algunos bípedos viajan más confortables que otros.

En el libro de Vida líquida, Bauman describe la incertidumbre endémica que da forma a la vida de la mayoría de los bípedos en las sociedades modernas. Según él, vivimos en un mundo de transición de la modernidad "sólida" a la modernidad "líquida". La inseguridad y la incertidumbre dominan la vida cotidiana de los bípedos que carecen de estabilidad en su vida social y laboral (trabajos precarios, pocos lazos afectivos, familias monoparentales o -parentales,…). Con esta falta de “anclajes” sociales y laborales las personas no tienen un marco de referencia estable para sus acciones o para planes de vida a largo plazo, teniendo en cuenta que los trabajos flexibles no pueden sostener planes de vida, solamente pueden ayudar a sobrevivir de día a día, sin planes ni expectaciones fijas. 

Las relaciones personales también se ven afectados por la vida liquida en general. Las relaciones con compromiso a largo plazo (matrimonio y otros prisiones factuales) son un peligro para los valores de autonomía personal y complican la natación (movilidad) en los corrientes de la vida liquida. En el contexto de la modernidad tardía los vínculos afectivos estables se convierten en un lastre. La idea del matrimonio para toda la vida, el famoso-angustioso “hasta que la muerte nos separe”, no es factible en una sociedad obsesionado con lo nuevo, la innovación y donde los compromisos y las lealtades fijas son contra productivas o plenamente disfuncionales.

El mundo globalizado y sus vidas líquidas
(algunas más líquidas que otras)

Para sobrevivir bien (no quiere decir vivir bien) en los contextos líquidos hay que estar solo, no engancharse con las cosas ni con las personas, empezar proyectos y acabarlos sin verse afectado emocionalmente, para poder empezar enseguida en otra parte con otro trabajo y con otras relaciones superficiales. Las competencias clave de la vida líquida moderna son la flexibilidad personal, la eliminación de todo lo que tiene peso y además deshacerse de las cosas y relaciones que ya no sirven. Es decir, volver a la vida nómada de los primeros bípedos de la historia. Vivir y viajar ligeramente, sin mucho equipaje y sin dejar huellas en la arena.

Aquel que quiere viajar feliz, debe viajar ligero.
Antoine de Saint-Exupery

Algunas frases del libro:
(para animarse o desanimarse a leerlo)

- "La vida liquida es una vida precaria y vivida en condiciones de incertidumbre constante.

- La vida liquida se alimenta de la insatisfacción del yo consigo mismo.

- En tanto tarea, la individualidad es el producto final de una transformación social disfrazada de descubrimiento personal.

- La lucha por la singularidad se ha convertido actualmente en el principal motor tanto de la producción en masa como del consumo de masas.

- Las vacas europeas están en mejor situación que la mitad de la población humana mundial debido a que los gobiernos del Occidente rico gastan 350.000 millones de dólares anuales en subvencionar su agricultura.

- En un mundo de corte empresarial y práctico como éste un mundo en el que se busca el beneficio inmediato, la gestión controlada de las crisis y la limitación de daños -, todo aquello que no puede demostrar su valía instrumental es “un tanto arriesgado”.

- Diversas investigaciones han demostrado sobramente que la inseguridad – tanto la económica como la emocional – constituye el factor central de las ansias consumistas."



Otra competencia clave en la vida líquida:
Irse y no volver atrás.
Cuando patinamos sobre hielo quebradizo,
nuestra seguridad depende de nuestra velocidad.
Ralph Waldo Emerson

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada